FANDOM


Lotonegro
Los Rebeldes de la Tribu Agua del Norte (cómo eran conocidos por Kinú y sus amigos) o El Loto Negro eran una suborden del Loto Rojo. Su objetivo principal era distinto al que obtuvieron luego de aliarse a Unalaq, miembro del Loto Rojo, el cuál era lograr que Espíritus y humanos coexistan en un mundo bajo un equilibrio natural dominado por Vaatu desde la Convergencia Armónica. 

HistoriaEditar

IniciosEditar

El grupo comenzó en el 130 DG, cuando un hombre llamado Hon Fui de la Tribu Agua del Norte y residente de Ciudad República, hizó trampa al engañar a un millonario de la ciudad, quién le terminó dando 10000 Yuanes. Desde ese momento, él y sus compañeros, maestros agua, comenzaron a hacer apuestas y trampas por todo el mundo ganando dinero. Comenzaron a aliarse con gente y bandas de todo el mundo: Maestros fuego, Maestros Tierra, y hasta un maestro Sangre (Noatak), quién se unió en el 145 DG.

Asedio al Palacio de la Tribu Agua del NorteEditar

Palacio Real de la Tribu del Norte

Palacio de la Tribu Agua del Norte

En el 147 DG, el grupo intenta asaltar el palacio de la Tribu Agua del Norte para robar todas sus riquezas. Lograron ingresar y bloquear las entradas, pero más tarde, los guardianes del palacio lograron detenerlos y asesinar a su jefe Hon Fui. Así, todos los integrantes que tenían su base en la Tribu Agua del Norte son puestos en la cárcel. Sin embargo, Unalaq los libera secretamente y los convoca intentando cambiar su objetivo principal desde ese momento, con la promesa de hacerlos ganar más dinero del que obtenían con las falsas apuestas. Unalaq les confía la misión de lograr que los Espíritus Oscuros se propaguen por ambas Tribus Agua obligando a las personas a coexistir con los espíritus logrando así un "balance espiritual" de ambas Tribus.

Nuevo ObjetivoEditar

En el 148 DG, con Unalaq como nuevo jefe de la banda, un grupo va hacia la Tribu Agua del Sur y secuestra al Jefe Tribal evitando que volviera a comenzar un proyecto (el Festival Glaciar de los Espíritus) para restaurar el balance de su tribu. Así, lo mantienen cautivo por 3 años, logrando que su figura de autoridad se vuelva menos relevante para la Tribu del Sur. Más tarde el Segundo Jefe de la banda, decide entregarlo al Jefe Tribal del Norte por dinero, cómo si ellos lo hubiesen rescatado de su propio ataque. Desde su secuestro, el Jefe Tribal del Norte ordena su búsqueda y Unalaq no hace nada para detnerlo, y Kinú y Li Chung, unos niños que vivían en la Tribu del Sur, se lanzaron también a su rescate, y el Loto Negro manda a Noatak para que los persiga y logre detenerlos. Sin embargo, Noatak falla ya que desiste de su misión a mitad de camino y se queda a vivir en Ciudad República para tener una nueva vida. En el 151 DG, Unalaq les confía una una última misión,
Asedio

El Loto Negro asedió la Tribu Agua del Norte en el 151 DG.

asediar a la Tribu como bárbaros, lo que según él, luego provocaría el destierro de su hermano Tonraq, siguiente en la línea del Jefe Tribal. Tonraq y su ejército logran frenar el asedio y el Loto Negro huye al Bosque Espiritual del Norte por órdenes de Unalaq, que había planeado todo. El ejército del príncipe los sigue hacia el bosque y finalmente allí los vence, pero también destruye el bosque desatando la furia de los Espíritus. De esa manera, los Espíritus comienzan a atacar la Tribu, pero la incapacidad de Tonraq para mantener el orden, provocó su destierro y logró que Unalaq se asegurara su puesto como Jefe Tribal luego de que su padre muera. Al mismo tiempo, otros miembros del Loto Negro se enfrentan a Kinú y sus amigos y secuestran a Li Chung. Tras darse cuenta de su llegada, el segundo jefe decide agilizar los planes y entregar a su prisionero, el Jefe Tribal de la Tribu Agua del Sur al Jefe Tribal del Norte, para así cobrar la recompensa por su "rescate". De todas formas, el equipo de Kinú le dice la verdad al Jefe Tribal del Norte, y Unalaq no hace nada para detenerlos, y frena a los espíritus, engañando a la banda y evitando sospechas. Así deja que Kinú y sus amigos salven al Jefe Tribal, y los ayuda para devolver los Espíritus a su lugar con la Energía Avatar de Mishao. Debido a esto el grupo fue disuelto por su propio jefe, ya que todos los integrantes fueron puestos en la cárcel por orden del Jefe Tribal de la Tribu Agua del Norte.

Unalaq descubrió más tarde que los humanos y los Espíritus Oscuros no iban a poder coexistir en Armonía sin un puente directo entre ambos mundos, por lo que se da cuenta que la solución es abrir ambos portales del Polo Sur y del Polo Norte. Tras ver que Mishao contenía Energía del Avatar y una parte de Raava, la vió capaz de abrir el portal del Sur, por lo que les confía esa misión. Sin embargo, luego de intentarlo en el 160 DG, Mishao falla y pierde así toda su Energía de Raava y su Aire Control proporcionado por ella, aunque logra frenar la Eterna Tormenta del Polo Sur por unos años.

Reinado de UnalaqEditar

Unalaq asumió como Jefe Tribal tras la muerte de su padre en el 163 DG.
Unalaq

Unalaq fue el Jefe Tribal entre el 163 y el 171 DG.

Desde ese momento, buscó mantenerse en el poder y gobernar también la Tribu del Sur,  que se encontraba en una inestable época de paz alejada de los ataques de los Espíritus Oscuros desde el 160 DG, además de lograr el desequilibrio de ambas tribus lo que obligaría en un futuro a que los portales sean abiertos. Unalaq liberó a los miembros del Loto Negro secretamente poco tiempo después de su asunción, y los mantuvo como una fuerza secreta, tal cómo los Dai Li para el Reino Tierra. De todas maneras, desequilibrar espiritualmente a la Tribu Agua del Norte nunca sería una tarea fácil, ya que la Tribu estaba llena de sabios que logran mantener la paz entre espíritus y humanos en el Norte, festejando el Festival Glacial de los Espíritus de la manera tradicional. Sin embargo, la Tribu Agua del Sur estaba en una situación distinta, no había sabios de los espíritus más que los ancianos del Consejo de Ancianos, el Polo Sur había entrado en caos y se encontraba en una pausa desde el 160 DG, y se encontraban gobernados por un Consejo de Caciques bastante alejado del lado espiritual, que en el 162 DG había decidido transformar al Festival Glacial de los Espíritus en una feria casi sin aval del Jefe Tribal del Sur, lo que enfurecería aún más a los Espíritus y a lo que Unalaq decidió no hacer nada para lograr que el desequilibrio continúe y cumplir su propósito. Sin embargo, la cena se siguió celebrando por el Consejo de Ancianos hasta la muerte del Jefe Tribal en el 166 DG, que logró que Unalaq tomará indirectamente el poder de gobernar la Tribu Agua del Sur. 

Integrantes conocidosEditar

  • Hon Fui † (primer jefe) 
  • Unalaq (segundo jefe)
  • Sub-Jefe de los Rebeldes 
  • Noatak (anteriormente)

AparicionesEditar

Las Aventuras de Kinú: Entre Dos AvataresEditar

Libro Uno: Viaje a la Tribu Agua del NorteEditar